CARACTERÍSTICAS DEL COVID19 Y MÉTODOS DE DETECCIÓN.


Biocen 22 R y Bioprocen 22 R en el proceso de diagnóstico del 

Covid-19

Características del virus

El virus Covid-19, denominado por la OMS como SARS-Cov-2, pertenece al género betavirus y es un virus RNA monocatenario positivo. Ambas propiedades le permiten que presente altas tasas de mutación, porque carece de mecanismos reparadores del tipo DNA polimerasas.

Es de muy rápida transmisión y ha sido considerado por la OMS como el causante de la pandemia de 2020.

Tratamiento

No se dispone actualmente de un tratamiento específico para este tipo de enfermedad.

Una particularidad de este virus es que puede transmitirse incluso en el periodo de incubación, cuando el individuo está asintomático.

Por lo tanto, es crucial la detección de personas infectadas por el Covid-19 para proceder a su aislamiento y ofrecer el soporte médico que corresponda según la sintomatología que presente el paciente en ese momento.

Métodos actuales de detección

En estos momentos se disponen de dos tipos de procesos:

1. rt-PCR (Reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa): persigue en la detección de genes virales como el RdRp, el gen E y el gen N. Es capaz de detectar el virus en una muestra aún con baja carga viral y, por lo tanto, en etapas tempranas.

Se realiza en el laboratorio mediante técnicas de análisis genético.

Este método supone una inversión mayor en cuanto a tiempo, porque puede llegar a tardar 3 ó 4 horas.

2. Kit de detección rápidos: óptimos para la detección de positivos, Los negativos ante una historia clínica evidente tienen que ser confirmados por rt-PCR.

Obtiene resultados en 15 min.

Actualmente la rt-PCR es el método de referencia por su alta sensibilidad.

¿Qué requisitos son necesarios para una detección confiable?

Como para cualquier tipo de análisis genético es primordial contar con personal calificado para los procesos de extracción y amplificación del RNA.

Además, se necesita una serie de equipamiento como son centrífugas, termocicladores, pipetas y los componentes necesarios para la extracción y amplificación del material genético como primers, oligonucleótidos, tubos libres de RNAsas, ect.

Todos y cada uno de estos equipos y materiales tiene que asegurarnos que no van a interferir en el resultado del análisis. Para ello, le exigiremos al equipamiento como centrífugas y termocicladores gran precisión en parámetros como la temperatura las RPM (Revoluciones Por Minuto), así como estar fabricado con materiales que se puedan desinfectar con facilidad.

Al finalizar el proceso deberemos asegurarnos de que no se ha producido contaminación por dispersión de la muestra. De los contrario, procederemos a la desinfección con una mezcla de 70% etanol y 0,5 % hipoclorito sódico entre 10 y 30 min.

Las centrífugas de alta velocidad, Biocen 22 R y Bioprocen 22 R, cumplen con todos estos requisitos. Sus pantallas LCD permiten programar con precisión y visualizar durante todo el proceso de centrifugado los parámetros de RPM (Revoluciones Por Minuto), FCR (Fuerza Centrifuga Relativa) y temperatura.

Productospng

Imagen centrífuga Biocen 22 R

Tanto sus rotores de aluminio, como la cámara de centrifugación y el cuerpo exterior de los equipos de acero inoxidable, permiten su desinfección, son desmontables por lo que se facilita el limpiado. 

Ambos equipos, refrigerados, cuentan con rotores para tubos PCR que pueden alcanzar altas velocidades, hasta 18.100 RPM en el caso de la Biocen 22 R.

Puntos clave en la detección:

  • Asegurar que la toma de muestras se ha realizado correctamente.
  • Transportar y mantener la muestra siguiendo las instrucciones del kit de toma de muestras.
  • En caso de no poder procesar la muestra inmediatamente, almacenar a -80ºC.
  • Durante el proceso de extracción del RNA (Ácido Ribonucleico) no marcar los tubos cuando la lectura del resultado se vaya a realizar por fluorescencia.
  • Comprobar que la centrífuga ofrece una FCR suficiente para arrastrar los restos celulares al fondo del tubo y evitar interferencias. La centrífuga tiene que ser preferentemente refrigerada para evitar la desnaturalización del RNA viral.
  • Para evitar contaminaciones cruzadas recordar siempre hacer controles negativos.
  • Utilizar termocicladores calibrados que le aseguren mantener la temperatura de trabajo, especialmente en el rango de temperatura entre 30 y 45ºC.
  • Los microtubos y puntas de pipeta que se utilicen deben ser del tipo de "libre de RNasas"(Encimas que degradan el RNA). Asegurarse de que los tubos están bien cerrados al alojarlos en el interior de la centrífuga o del termociclador.

                                                                                                                                 
5e6a855d1eda1_1584039264_5e6a855d1ed2bpng
Firma Probisajpg